febrero 02, 2015

TENGO MIEDO DE CASARME ¿POR QUE?‏

miedo a casarse
Derechos de imagen:©Pixabay
¿Sabías que todos los miedos son aprendidos? Lo son, todos y cada uno de los miedos son aprendidos y por ende la razón principal por la que temes casarte es porque has aprendido a temerle.
Como siempre digo: ataca la raíz y lo resolverás todo. El miedo al matrimonio se extiende como un virus actualmente y la principal causa de esto es el pensamiento social, las opiniones negativas de personas que no son felices en su matrimonio o que tienen un matrimonio tormentoso tienden a echarle la culpa a el hecho de haberse casado "no te cases porque vas a dejar de vivir" "si te casas se acabo todo" "casarse es una pesadilla" "no hay nada peor que estar casado".

Por supuesto que el matrimonio es una cuestión de seriedad pero no implica que por casarte dejaras de ser quien eres, perderás tu vida social o serás infeliz, el matrimonio es un trámite legal establecido por los sistemas gubernamentales para permitir a quienes se aman tener vínculos legales que les den la facilidad de desenvolverse libremente como pareja dentro de la sociedad; dejar de ser feliz y tener que echar a un lado tus sueños y tus metas ya es un vano acto de irresponsabilidad contigo mismo y echarle la culpa al matrimonio lo es aun más.

Veamos un ejemplo, ¿vives con tu pareja? Bien, ¿qué hacen día a día? Conversan, conviven, comparten, se quieren, están juntos, se ayudan mutuamente y etc., el matrimonio no es distinto de eso ya que al casarte haces exactamente lo mismo con la única diferencia de que haces público y tangible a la sociedad de que eso estás haciendo.

La creencia de que el matrimonio puede arruinar tu relación también es falsa, toma en cuenta que si convives con alguien (sea quien sea) en algún momento tendrán diferencias, las discrepancias siempre estarán, con tu pareja, con un conocido, con tu familia, el matrimonio no las hace las circunstancias negativas más grandes y al final todo dependerá de cómo tú y tu pareja aprendan a manejar sus diferencias y a convivir en armonía.

Por tal razón es completamente ilógico decir "por casarme tengo problemas de pareja" cuando la realidad es que estando casado o no esos problemas igual aparecerán.

El miedo al matrimonio que las personas han desarrollado también parte de experiencias vividas por otros, como que tus padres se divorciaran, o todas las personas que conoces y se han casado terminan en divorcio también, a la final terminas pensado: ¿y si me pasa lo mismo a mí? Mejor no me caso. Entonces, ¿no te casarías solo porque a otras personas les fue mal? Creo que cabe resaltar que si dejaras de hacer todas las cosas que a otros les salen mal o evitaras intentar hacerlas nunca harías nada, pues porque a todos les puede salir algo mal y las cosas pueden estar mal, por eso todo depende de que harás tu si salen las cosas mal, dejar de intentar las cosas que quieres solo porque temes a que te pase lo mismo que a otra persona le paso solo te enfermara porque todos merecemos intentar lograr nuestras metas y consolidar nuestros sueños y vivir a cuestas de evitar lo que a otros le sale mal seria un tormento.

Si un matrimonio llega a su fin es porque debía ser así, no influye un acta matrimonial eso es solo un papel constitutivo, o es que acaso cuando un noviazgo termina, ¿es por culpa del noviazgo? No, ¿verdad? Entonces pasa lo mismo con todo lo demás, la culpa no es del matrimonio.

Otro de los potenciadores de este miedo es el sentirse "atado" a algo o a alguien, ya que por ser algo de índole legal y haber hecho una promesa personal las personas piensan que perderán su existencia social y que ya no podrán hacer nada como antes, pero, ¿te has puesto a pensar que en esta vida estamos atados a muchas cosas? Si no trabajamos no tenemos dinero, sin dinero no podemos tener un techo o comida, sin casa y sin comida terminaríamos enfermando y muriendo, estamos atados al hecho de trabajar. Si no dormimos nuestro cuerpo se deteriora, si no tomamos agua nos deshidratamos, si no socializamos enloquecemos, estamos "atados" así que plantéate seriamente este hecho porque puede que al final no te estés "atando" a algo sino que simplemente lo estás haciendo parte de ti porque no es indispensable casarte para subsistir, porque casarte es una decisión y no una necesidad y por ende todo se resume al hecho de que no, definitivamente no te estás atando a nada estar "atado" a algo es no poder vivir sin eso y por ende en matrimonio no es una "atadura".

Si tu miedo es a las implicaciones legales que puede producir el fin de un matrimonio (divorcio) entonces deberías recordar que en esta sociedad, en donde vivimos y el sistema en general todo en su totalidad tiene implicaciones legales y que según este modo de existencia no hay razón para que el divorcio deba ser diferente, si bien un divorcio arrastra muchas circunstancias incomodas, molestas y perturbadoras, pues bien estar vivo también arrastra todas estas cosas y no por eso vamos a tirar nuestra vida a la basura, seguimos viviendo y procurando ser felices, entonces casarse y temerle al divorcio es algo natural pero no por eso debemos tirar la idea de casarnos a la basura.

Pero sin embargo si tu miedo parte de una inseguridad profunda hacia el hecho de si realmente lograras ser feliz con tu pareja es preferible que antes de casarte seas sincero con tu pareja, trabajes dichos sentimientos y expongas tu miedo ya que esta es la única forma de liberarte del temor, tal vez necesites saber más de tu pareja o compartir mas con ella, da un paso al frente: "cariño no me siento seguro de que seamos el uno para el otro" si tu pareja realmente te valora trabajara contigo esa inseguridad, piensa muy bien cuáles son las razones por las que te sientes inseguro, temes a no ser suficiente para tu pareja o temes a que tu pareja no sea lo suficiente para ti? Analiza tu miedo, si descubres que el temor es a no ser suficiente tú, recuerda: si no lo eres, entonces ¿porque tu pareja querría casarse? No es razonable, ¿cierto? Sacude esas ideas negativas sobre ti mismo de tu cabeza, más si encuentras que tu miedo parte de el hecho de que sientes que tu pareja no te hará feliz, se abierto y sincero con ella ya, que ¿cómo podría tu pareja ayudarte a superar un sentimiento del cual no sabe su existencia?

Sabiendo todas estas cosas considéralo dos veces antes de pensar que tienes miedo pues probablemente sea un miedo aprendido completamente ajeno a ti que solo te está evitando sentirte libre de hacer lo que realmente deseas. Un miedo que no es tuyo, un miedo aprendido que se alojo dentro de ti pero que realmente no te pertenece.

Te aseguro que he escrito este post con mucho cariño y esperando poder ayudar a muchas personas ♥ así que si te ayudó y te ha gustado compártelo y siéntete libre de dejarme un comentario, quiero saber tu opinión.

YJMDG 
1 comentario:
  1. Para el hombre es mas dificil porque nosotros pedimos que se casen, pero igual nos ponemos nerviosos..

    ResponderEliminar